jueves, 4 de noviembre de 2010

Relatos de misterio e imaginación

Hoy la Tortuga Espacial ha pasado por nuestro planeta. Pero no me ha traído material nuevo, sino que me ha contado cómo, en su más reciente viaje en busca de música desconocida, ha recordado un maravilloso álbum. Y como sabe que lo tengo en muy alta estima, me lo ha pedido prestado para poder reescucharlo tranquilamente, mientras descansa y retoma fuerzas antes de surcar de nuevo el espacio.

Dicho álbum no es otro que el debut de The Alan Parsons Project. Publicado en 1976, Tales of Mystery and Imagination se presenta como una colección de canciones que tienen en común el uso de textos de Edgar Allan Poe para la letra de los temas. En ocasiones se basan en las historias, en otras toman textualmente lo escrito por el maestro del horror. Pero ¿qué nos vamos a encontrar musicalmente? Pura delicia.

Tener a Alan Parsons encargándose de la producción es una garantía. No en vano es el principal responsable de cómo suena el Dark Side of the Moon de Pink Floyd, y eso son palabras no mayores, sino insuperables. El aspecto sónico está, por tanto, cuidado al detalle. Tanto la elección de instrumentos como los mínimos detalles que van apareciendo escucha tras escucha parecen traídos con un mimo por encima de la media. Como curiosidad, The Raven fue la primera canción de pop-rock en la que se utilizó un Vocoder.

Si sónicamente no hay duda de que tenemos una joya entre manos, compositivamente me atrevo a decir que no le veo fallo alguno. Mientras que la primera parte de la obra se apoya en canciones de rock (que se suele tildar de progresivo) con un sonido elegante, la segunda parte es un tema instrumental de 16 minutos de factura orquestal, tras el cual volvemos puntualmente a terrenos más modernos para el cierre del disco.




Para hacernos una idea de la cantidad de trabajo que pudo suponer el álbum, podemos recurrir a la lista de personas involucradas en la creación del mismo. Podéis echarle un vistazo a dicha lista en el artículo del disco en la Wikipedia (inglés), y veréis nombres como John Miles, Orson Welles o Hipgnosis, por nombrar tres aspectos distintos (guitarra y voz, narración - en la versión de 1987 - o diseño gráfico). La lista consta de más de 40 artistas de diversos campos.

Elegir temas favoritos o destacados se me hace realmente complicado, pero me atrevo a decir que The Raven y (The System of) Doctor Tarr and Professor Fether le sonarán a la mayoría. La voz en The Cask of Amontillado es genial (¿cómo podía no serlo con John Miles a la voz?). Y la pieza The Fall of the House of Usher puede ser difícil en un primer intento, pero merece la pena darle dos o tres oportunidades porque es magnífica.

Siendo un álbum de los '70, la duración ronda los 40 minutos, pero por suerte en Spotify tenemos dos versiones del disco. La primera corresponde con la publicación original (remasterizada en 1987), y la segunda es la edición de lujo lanzada hacer tres años, que consta de dos cds. En el primero tenemos la obra original de 1976 junto con pistas adicionales (entrevista, demos, spot publicitario), y en el segundo la versión de 1987 con más material adicional.

Os dejo en la ficha los enlaces a ambos lanzamientos en Spotify, aunque sinceramente recomiendo que si os va gustando, lo escuchéis del tirón. A mi no me gustaría nada que la publicidad y las pausas inevitables entre pista y pista me fastidiaran la continuidad de The Fall of the House of Usher, por ejemplo. La Tortuga Espacial está completamente de acuerdo con esto que os digo, y me consta además que este disco está entre sus preferidos.


Artista: The Alan Parsons Project

Álbum: Tales of Mystery and Imagination

Año de publicación: 1976

Nacionalidad: Reino Unido

Género: Rock Progresivo

Escuchar en Spotify: 1987 / 2007

   

2 comentarios:

  1. Sientes debilidad por este disco ¿eh? ya te he visto comentarlo varias veces en distintos blogs! jajajaja

    Qué decir, es un discazo impresionante, es difícil sacarle fallos. La suite instrumental es mi favorita, muy psicodélica y muy en mi línea. La primera vez que la escuché supe que se convertiría en una de mis favoritas, y así lo hizo.

    Gracias por hacer que le diera otra escucha!

    ResponderEliminar
  2. Es que es impresionante, como dices. Mal haría en no estar recomendándolo a la mínima oportunidad que se me presentara.

    Es uno de esos álbumes que tienen vida propia, fruto del mimo de Parsons y de querer hacer las cosas bien.

    ResponderEliminar